DESARROLLO INTEGRAL DEL INDIVIDUO 

 

Este núcleo procura analizar desde una perspectiva interdisciplinaria el desarrollo del sujeto, a partir de los aportes de la antropología, de la sociología, la ética y la psicología entre otras.

El núcleo concibe el desarrollo humano como proceso individual desde teorías que buscan explicar la ontogenia para entenderlo como interacción dialógica individuo - medio ambiente.

Busca contribuir así que el maestro en formación asuma una concepción de ser humano, que fundamente su práctica educativa, que reconozca las dimensiones que lo hacen diferente de los otros seres para orientar la enseñanza de acuerdo con las características de desarrollo de cada una de ellas. Para la comprensión de la integralidad del ser humano en su formación se propone reflexionar el problema del hombre para darle sentido desde una visión antropológica de globalidad.

Se pretende la estructuración, en el maestro en formación, de un sistema de valores que le permita tener compromiso con su desarrollo personal y profesional, el desarrollo de competencias para relacionarse con el contexto en la línea de justicia, democracia y respeto a la diversidad.

Los componentes que integran el núcleo le permiten al docente tener una visión integral del sujeto como centro del proceso educativo. Por esta razón este núcleo es un eje que fortalece la formación del educador, contribuye a la formación profesional y al desarrollo de competencias para atender las peculiaridades de aprendizaje de cada estudiante y para interpretar las razones que pueden estar operando como obstáculos en los procesos de aprendizaje.

 

PRÁCTICAS CIENTÍFICAS Y EDUCATIVAS

 

El núcleo de Prácticas Científicas y Educativas pretende que el maestro en formación, dé cuenta de la manera como sus prácticas pedagógicas contribuyen a la formación integral de los niños con los que interactúa y al cumplimiento de la función social explícita dentro de un espacio institucional.

Para cumplir con este propósito desde el núcleo se inicia el proceso de formación de un nuevo maestro. A partir del principio de enseñabilidad, reconociendo al maestro como dueño de un saber pedagógico que lo convierte en un ser importante en el proceso educativo, el hecho pedagógico y la historia del maestro llevan a reconocer la función social de la escuela y el papel de las prácticas pedagógicas en cumplimiento de esa responsabilidad.

Posteriormente y siendo consecuentes con cada uno de los logros de formación propuestos y las competencias generales por desarrollar, se aborda el principio de Educabilidad mediante las bases psicológicas y pedagógicas relacionadas con el conocimiento del niño y el quehacer del maestro en la escuela como orientador del sujeto educable, sin desconocer en ningún momento la legislación vigente sobre infancia y niñez, y la fundamentación de la educación pre-escolar.

La escuela es un lugar de encuentro donde se ubican los maestros en formación en el escenario de unas prácticas pedagógicas que deben estar mediadas por la reflexión de los procesos que se desarrollan según el Modelo Pedagógico Integrado de nuestra institución. Se desarrollan igualmente teorías educativas como fundamentos para la educación campesina y rural y la Escuela Nueva. Para lograr este cometido el núcleo de Prácticas Científicas y Educativas propicia la formación de competencias en las que prevalecen lo pedagógico, lo comunicativo y la actitud del maestro como mediador del aprendizaje, al tiempo que el maestro está en capacidad de saber, saber hacer y saber ser.  

El plan de estudios comprende elementos de orden pedagógico, psicológico, de administración y gestión educativa, políticas educativas colombianas, estrategias de trabajo al interior del aula, trabajo por proyectos, trabajo con padres de familia y producción de medios educativos.

Dentro del proceso de formación es relevante la reflexión pedagógica, que permite una verdadera praxis como generadora de cambios trascendentales en la formación de cada maestro. 

 

PENSAMIENTO Y CONOCIMIENTO DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

 

Desde este núcleo se comprende el saber como un acopio de conocimientos que se estructuran desde los niveles básicos, fundamentales, hasta llegar a niveles superiores; el contraste del saber cotidiano y el saber de la ciencia mediado por la interacción del maestro, el contexto, la realidad natural y social, el discurso pedagógico y el discurso oficial permiten la circulación de conocimientos determinados por las didácticas específicas de matemáticas, física, química, biología y tecnología.

El saber de la ciencia se considera como un conjunto de relaciones que se establecen en forma permanente entre los diferentes actores de la escuela, lo cual permite la representación y la acción de una serie de percepciones, observaciones, experimentaciones, que se determinan con un sentido y una significación que se construye con la acción directa del maestro derivando un saber científico escolar.

En el ámbito de la escuela el saber de la ciencia ocupa un lugar preponderante dentro del contexto clasificatorio y de enmarcación del trabajo al interior de la institución, generando fronteras que el núcleo intenta flexibilizar y hacer borrosas a través de proyectos interdisciplinarios, permitiendo un saber que tienen relaciones entre las ciencias naturales como disciplina macro con cada una de las áreas que hacen parte de ella; la matemática es una disciplina que se interrelaciona con procesos de transferencia y aplicación de todas las disciplinas y, la tecnología tiene su campo de aplicación y de proyección en todas la ciencias.

La significación y el sentido de los saberes de la ciencia que se construyen desde el núcleo de Pensamiento y Conocimiento de la Ciencia y la Tecnología se aproximan al contexto cotidiano escolar en la relación de hechos, sucesos, fenómenos y situaciones. La orientación de los procesos teóricos y experimentales posibilitan la construcción del saber desde un contexto de descubrimiento en el cual el maestro, el estudiante y el saber interactúan haciendo descripciones, percepciones, observaciones, experimentos y conjeturas para ser interpretados y analizados a la luz del saber científico. 

 

 

EL HOMBRE COLOMBIANO Y EL ENTORNO

 

Vivimos en un mundo cambiante y desafiante donde lo local da paso a lo global y las relaciones como sujetos cada vez se extienden y se complejizan como ciudadanos de un país y del mundo, con decisiones y actuaciones individuales y colectivas que nos afectan a todos; estamos en un momento de la historia donde la participación activa de cada sujeto se hace indispensable en aras de construir un mundo más justo, equitativo y que responda las necesidades e intereses de todos.  Nuestra realidad exige un ciudadano competente no sólo en la consecución y el uso de la información, si no también en la producción de conocimiento, en el reconocimiento del otro y del espacio que habitamos, en la comprensión y resolución de los problemas que se presentan en la convivencia y participación activa en la reconstrucción social. 

El reto de la escuela y el maestro exige traspasar las barreras culturales, sociales, políticas, ideológicas y económicas que hoy hacen parte de nuestra realidad.  Somos un país con inmensas potencialidades pero a su vez con grandes limitantes causadas por la violencia, la pobreza, la corrupción, la desigualdad, la apatía y la incredulidad.  Estas condiciones se hacen vivas en la escuela no solamente a través de los estudiantes y sus familias, sino también en la misma idiosincrasia del maestro en cuya formación no se hacen ajenas todas esas condiciones adversas.  Cada sujeto a través de su proceso formativo adquiere un sentido sobre lo que le rodea; sentido que en ocasiones puede No responder a unas realidades sociales que hay que transformar. 

El núcleo El Hombre Colombiano y su Entorno, pretende en primera instancia llevar al maestro en formación a que tome sentido de su papel como ciudadano y como maestro, a que reconozca el trasfondo de su labor y a que redimensione su papel como mediador de la cultura y como agente educativo no sólo en el campo escolar sino también en el social.  Se busca, entonces, desarrollar una actitud histórica en el maestro en formación, que sea capaz de asumir un papel activo como ciudadano para que a través de la vivencia y el ejemplo cree ambientes donde sus estudiantes desarrollen sus competencias sociales y ciudadanas. 

El punto de partida de la formación del maestro es su mirada sobre el mundo y el compromiso que asume con él, la fe que se debe alimentar sobre un futuro en condiciones donde la justicia, el respeto, la equidad, la tolerancia, la pluralidad y la calidad de vida, sean realidades para todos. 

La tarea se centra en reconocer las condiciones desde las cuales se adelantan la labor, descubrir quién es ese otro que se convierte en nuestra razón de ser.  La escuela se convierte en el campo donde se tejen relaciones, el mundo se amplia y se reconstruye, en el micro mundo donde el niño crea y recrea su papel como ciudadano.  El maestro en formación deberá ser consciente de su responsabilidad como generador de experiencias, de espacios, de vivencias, de relaciones; necesitará tener claridad sobre los fundamentos que deben guiar sus acciones y sobre todo, las lógicas construidas al interior de cada ciencia, de cada disciplina; la didáctica se convierte en el espacio para pensar en el otro y para el otro.

El núcleo plantea permanentemente, reflexiones en torno al problema de las competencias, del aprendizaje, de la evaluación, de la formación de ciudadanos comprometidos con su comunidad y con el medio ambiente, de la pluralidad y la equidad, buscando siempre despertar un sentido crítico en el maestro en formación que le permita redimensionar su posición como ciudadano y como maestro.

 

LENGUAJE, CULTURA Y COMUNICACIÓN

 

El núcleo de Lenguaje Cultura y Comunicación se constituye en el espacio pedagógico donde el maestro en formación desarrolla competencias básicas relacionadas con los procesos del lenguaje, tanto en lengua materna como en el idioma inglés, al tiempo que reconoce las estrategias básicas para el desarrollo de competencias comunicativas en los educandos y comprensión de las relaciones entre educación, comunicación, cultura y sociedad.

Los procesos que se abordan en el núcleo son consecuentes con la interacción comunicativa y significativa del hombre dentro de un entorno socio cultural, que le permite reconocer la lengua, los códigos lingüísticos y paralingüísticos como medio de organización del pensamiento, de la comprensión e interpretación del mundo en el cual interactúa. 

En el programa de Formación Complementaria de maestros, desde el núcleo de Lenguaje Cultura y Comunicación, se ofrece una fundamentación conceptual y experiencial sobre el lenguaje y su relación con la escuela, los procesos que aborda el niño para acceder a los códigos sociales. Se ofrece a los maestros en formación las herramientas básicas para orientar los procesos del lenguaje a nivel de educación preescolar y básica primaria, las didácticas específicas para abordarlos. El ejercicio en el manejo de la palabra, los códigos y las imágenes propicia la formación de un maestro que entienda la labor educativa como una actividad de comunicación compleja, en donde participan conocimientos teóricos, saberes y habilidades perceptuales, corporales y psíquicas.

Se plantea la práctica de la acción comunicativa como un medio para potencializar los conocimientos y sentires de los maestros(as) y por ende de los estudiantes, de fortalecer el proceso de autonomía, de convertir la escuela como el espacio de comunicación efectiva en el cual se podrán construir y recoger elementos culturales que en el futuro les permitan comunicar sentimientos, saberes y deseos y la realización de su imaginario de vida.

 

 

INVESTIGACIÓN EN EDUCACIÓN

 

El núcleo proporciona al maestro en formación herramientas teóricas, metodológicas y prácticas desde la vivencia del trabajo investigativo. El ejercicio investigativo se realiza con la metodología de la Investigación Acción con sus ciclos de planeación, acción, observación y reflexión. Este aspecto se adelanta en lo concerniente a la investigación y práctica pedagógica.

Es de tener en cuenta que el I semestre del Programa ofrecido a bachilleres académicos de cualquier modalidad, tiene unas características especiales, lo que obliga que el trabajo se desarrolle de igual manera, tal como se describe a continuación:

Las propuestas  académicas y de formación le permitan  al futuro maestro dimensionar el papel trascendental  que tiene un maestro para con el sujeto  que aprende, para consigo mismo  y para con la sociedad, puesto que, es conveniente que el  maestro en potencia reflexione permanentemente sobre la responsabilidad y compromiso frente a su formación  y la necesidad  de asumir un proceso de fundamentación que lo lleve a  ampliar sus marcos de conocimiento, y por ende sus marcos de experiencia que enriquezcan en un alto grado  su potencial y competencias como maestro reflexivo y crítico de sus y de los procesos de formación que le posibiliten continuar el maravilloso camino de ser MAESTRO.

Para abordar este  semestre, se efectuarán actividades encaminadas  a fortalecer  una metodología  inductiva -deductiva  a través de los módulos  que  concentran varios momentos de aprendizaje  y que permitirán la apropiación y reflexión de los ámbitos conceptuales  alrededor de los cuales gira y es abordado  cada uno de los  Núcleos:

a) Vivencia : Exploración de saberes  y experiencias alrededor de un asunto , concepto  o temática 

b) Fundamentación teórica: presentación de los fundamentos teóricos, epistemológicos o conceptuales del tema, asunto o concepto tratado

c) Ejercitación: Momento que lleva al estudiante más que repetir a reflexionar  sobre los procesos  anteriores  a través de diferentes técnicas  documentales o escriturales.

d) Aplicación de nuevos conocimientos. Dentro de una totalidad y un mundo global  el tema , concepto  o asunto posee un engranaje  que permite ser comprendido a través de la aplicación, confrontación o refutación  de los procesos  de aprendizaje

e) Complementación o ampliación: es un trabajo autónomo y extratutorial que permite al futuro maestro ir más allá de lo dicho en clase, se pone a prueba con su propia capacidad de autoformación.

Así mismo, en el aula de clase  se entretejen  actividades que permiten la participación y construcción  de cada uno de los futuros maestros. 

 

Noticias Normalistas

IMAGE Elecciones Personero Estudiantil 2014
Domingo, 02 Marzo 2014
El 26 de febrero de 2014 se llevó a cabo las elecciones a la personería estudiantil de la escuela Normal Superior Jorge Isaacs de Roldanillo,... Read More...
IMAGE PRÁCTICA RURAL
Domingo, 09 Marzo 2014
  Es nuestro compromiso formar maestros con capacidad para desempeñarse en organizaciones escolares que puedan aprender continuamente,... Read More...
PRÁCTICA SOCIAL
Domingo, 09 Marzo 2014
PRÁCTICA SOCIAL La Práctica de Proyección Social es una función del Programa de Formación Complementaria de Maestros, que tiene como finalidad... Read More...
IMAGE Seminario Taller
Domingo, 09 Marzo 2014
  SEMINARIO TALLER SOBRE EDUCACIÓN PARA LA SEXUALIDAD Y CONSTRUCCIÓN DE CIUDADANÍA .   El Proyecto Pedagógico de Educación para la Sexualidad... Read More...